• Lunes, 11 de septiembre de 2017
  • Edición impresa

Bahamonde: el embajador olímpico

El jugador del Mendoza Tenis Club fue el primero de nuestra provincia en participar en un Juego Olímpico.

Maxi Salgado - msalgado@losandes.com.ar

Era un niño de diez años cuando lo vi jugar por primera vez y, más allá de que era uno de los más chiquitos físicamente, ganaba los torneos mostrando su gran calidad.

Recuerdo que en algún momento llegó a pensar en dedicarse al fútbol y todos los amantes del tenis nos agarrábamos la cabeza. Pero esa “locura” le duró muy poco y volvió a agarrar una raqueta para comenzar a escribir una historia que fuera corta pero destacadísima.

Francisco “Pancho” Bahamonde, quien hoy a los 20 años decidió dejar el profesionalismo porque le imponía una presión que no le hacía bien, forma parte de la historia grande del tenis mendocino.

Tras descollar a nivel sudamericano en se etapa de juniors, fue el jugador más jóven del mudo en conseguir dos puntos de ATP cuando recién tenía 14 años  allá por noviembre de 2011 y también se convirtió en el primer mendocino (ojalá no sea el último) en representarnos en un Juego Olímpico en tenis. Eso fue en el 2014 en Najing, China, en ocasión de disputarse los primeros Juegos de la Juventud, dónde llegó a los cuartos de final.

 

 

También tuvo la oportunidad de disputar Roland Garros, Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos en juveniles.  Todos esos logros le valieron que desde Italia le ofrecieran defender sus colores a cambio de un apoyo que en nuestro país ya comenzaba a escasear. Un año después de aquella incursión de los Olímpicos, ganó su primer título como profesional tras superar al brasileño Orlandinho Luz (6-4 y 6-3) en la final del Future 23, en Italia en agosto de 2015.

Tiempo después se quedaría con otro título en Argentina en la misma temporada y en 2016 consiguió en Italia dos Futures de dobles.

Panchito se crió en el Mendoza Tenis Club donde aprendió todos los secretos de este deporte.

Su arma más fuerte fue siempre su mentalidad y su inteligencia para leer el juego del rival. Le tapó así la boca a muchos que aseguraban que no tenía los golpes necesarios para dar el salto que siempre se necesita cuando se deja la etapa de juveniles y se pasa a profesional.

Tuvo siempre el apoyo de sus padres Marcelo y Laura. Algo que destaca cada vez que puede. “Siempre me apoyaron y ahora más que nunca después de una decisión tan difícil como no competir más profesionalmente”.

En agosto del año pasado alcanzó su mejor lugar en el ranking mundial al llegar al puesto 344. Desde hace un tiempo que decidió jugar para divertirse y dedicarse a su carrera (estudia Administración de Empresas). El tenis mendocino le estará siempre agradecido por todo lo que nos dio.

 

Ficha personal

Francisco Bahamonde

Fecha de nacimiento:  7 de noviembre de 1996
Altura: 1,85 m
Peso: 74 kg 
Juega con: Derecha
Mejor ranking: 344
Sueño: Ganar un Grand Slam
Títulos profesionales: dos Futures en singles y dos en dobles.